fbpx

Falta solo un año para el censo del 2020, y probablemente será el más difícil en la historia reciente. Las comunidades de color, inmigrantes y de bajos recursos son los que corren más riesgo de no ser contados adecuadamente por el censo. Esto que puede llevar a recortes en los fondos para servicios críticos como Medicare, Medicaid y SNAP (Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria), así como la posible pérdida de representación local en el gobierno de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. 

Las comunidades de inmigrantes y las comunidades de color de bajos ingresos corren tradicionalmente el riesgo de que el censo no las contabilice. En 2020, con la inclusión de una pregunta de ciudadanía, el clima de miedo cultivado por la administración federal y los posibles requisitos de nuevas tecnologías para completar el censo, garantizar un recuento completo y preciso será particularmente difícil.

Por cada persona que vive en California que no se cuente en el Censo del 2020, el Estado de California perdería hasta $ 1,000 cada año durante los próximos 10 años

Canal Alliance está trabajando para garantizar un recuento completo y preciso de nuestra gente.